domingo, 29 de marzo de 2009

El Calentamiento Global afecta los ecosistemas





La Tierra es un ecosistema, pero también lo son el mar, un río, el campo, etc. Un ecosistema es la combinación de factores bióticos (vivos) y abióticos (no vivos) que trabajan como una unidad.





El calentamiento climático podría poner en peligro la existencia de numerosas especies de la fauna y la flora, como los corales y los osos polares. Entre 20 y 30% de las especies están amenazadas de extinción durante este siglo si la temperatura promedio del planeta aumenta de 2 a 3 grados

Si los corales mueren, mueren también en cadena otros invertebrados y las especies que se alimentan de ellos, provocando una disminución de numerosos recursos económicos. El aumento de la temperatura y las emisiones de gas carbónico, pueden tener efectos positivos para el crecimiento de las plantas en las regiones temperadas. Pero a medida que el calor aumenta, el fenómeno se invierte y la vegetación se marchita.

Los impactos del cambio climático sobre la biodiversidad serán tanto más importantes cuanto que los ecosistemas están cada vez más debilitados por la presión de las actividades humanas. La biodiversidad debe ser puesta de urgencia bajo estricta vigilancia.

Los océanos se han venido protegiendo de los drásticos efectos del cambio climático absorbiendo una porción sustancial del gas de efecto invernadero. Sin embargo, un panel internacional de científicos marinos alerta ahora que la acidez del océanos está aumentando a una velocidad tan impresionante que amenaza seriamente la supervivencia de los arrecifes de corales, los mariscos y la cadena alimentaria marina en general.

Los efectos de aumentos en las concentraciones del dióxido de carbono (CO2) atmosférico y en la temperatura del aire podrían conducir a un aumento en la producción de plantas, pero causar una reducción gradual en el nitrógeno y carbono en el suelo.

Entre las especies más efectadas en este momento se encuentran los osos polares. Primero, porque el hecho de que se haya incrementado el número de días de deshielo cada verano obliga a estos animalitos a buscar tierra firme sin haber desarrollado la necesaria reserva de grasa para poder afrontar la temporada sin hielo, mermando así su habilidad para reproducirse. En segundo lugar está el hecho que cada vez más osos polares mueren ahogados debido al deshielo en el Ártico. Sucede que el hielo es fundamental para el oso polar, ya que les sirve como plataforma para cazar sus principales presas y llegar hasta sus refugios. Algunos estudios realizados por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) sobre la población de la Bahía de Hudson, en Canadá, país que alberga el 60 por ciento de estos mamíferos terrestres, reflejan que por cada semana de adelanto en el deshielo, los osos regresan a tierra con 10 kilogramos menos de peso de lo que sería normal, y en peores condiciones.

Los investigadores estadounidenses hicieron un reconocimiento aéreo del Ártico constatando que diez osos polares estaban nadando en el mar lejos de cualquier casquete de hielo. A los pocos días de ese primer vuelo de reconocimiento, los investigadores volvieron a la zona y encontraron cuatro osos flotando sin vida. Y es que, pese a que los osos polares pueden nadar grandes distancias, lo hacen sobre todo entre témpanos de hielo.

Los osos polares, que en el pasado fueron listados como especies "dependientes de conservación", ahora han ingresado en las categorías de amenazados, siendo clasificados como "vulnerables".

Ademas, los expertos creen que los corales concentran un 25 por ciento de especies en el mar, pero los arrecifes son muy sensibles a los cambios de temperatura que hace que enfermen y se blanqueen y salinidad, la contaminación y sedimentos vertidos al mar. La enfermedad de los corales se extiende como una plaga silenciosa. También está el problema añadido del dióxido de carbono, que absorben las aguas del mar, haciéndose más ácidas. Eso afecta al crecimiento de los corales y a la estructura de su esqueleto.

La región del Caribe tiene el mayor número de especies de coral más amenazadas, incluyendo el famoso coral Cuerno de Alce, uno de los más importantes para la formación de arrecifes coralinos.
El Triángulo del Coral entre Indonesia, Malasia y Filipinas, en el Pacífico occidental, tiene la proporción más alta de especie vulnerables debido a la concentración humana en esas regiones, que es muy alta.
El 52 pr ciento de las especies en peligro pertenecen a los corales acropóridos, precisamente los que intervienen en la formación de estos arrecifes.

Los corales son importantes no sólo como barreras de protección frente a catástrofes como los maremotos para las poblaciones costeras, sino como recurso alimenticio, pues concentran una gran cantidad de especies para la pesca de las que viven muchas personas. "La pérdida de estos corales tendrá profundas implicaciones para millones de personas que dependen de ellos para vivir".

El impacto del calentamiento en la naturaleza es ya identificable, según los científicos, por ejemplo, en los ciclos vitales de muchas especies que germinan, migran o se reproducen antes de tiempo. Pero hay que contar con efectos más fuertes aún: entre un 20% y un 30% de las especies están en serio peligro de extinción irreversible.

1 comentario:

  1. es verdad debemos de cuidar a nuestro planeta que leccion me han dad de lo que podria pasar a futuro

    ResponderEliminar